Ciclo de vida de las ratas - Tipos de roedores - Enfermedades transmitidas por roedores - Control de ratas y ratones - Fumigaciones de ratas - Rata de noruega - Prevención de ratas - Rata negra - Hantavirus - Leptospirosis - Ultrasonidos para ratas

Gatos domésticos: ¿Sirven o no para combatir a los roedores?

¿Los gatos sirven como estrategia de control?

Al igual que sucede con sus antepasados, el gato doméstico es un depredador y un cazador natural. Esto no significa que los felinos cacen de forma instintiva, sino que sus deseos de cazar se ven inducidos por motivos de competición y demostración, mientras que las técnicas de caza han sido aprendidas por medio de la observación.

En general, el felino es un excelente animal depredador en tierra, pero es bastante ineficaz en el aire capturando pájaros o similares.

Mientras que los gatos salvajes cazan por una cuestión de alimento, el gato doméstico lo hace básicamente por diversión. Como norma típica, el gato suele perseguir todo aquello que se mueve, y sus preferencias tienen que ver con la caza de roedores pequeños o pájaros.

Como nos tiene acostumbrados, el gato doméstico persigue y atrapa, fundamentalmente, tres tipos de animales: roedores, pájaros y moscas.

Caza de ratones. En este terreno hay gatos que son muy buenos cazadores de roedores y otros que no lo son. La razón de ello es que unos felinos están acostumbrados a cazar ratones . Vale aclarar, que el acto de cazar mejor o peor a los roedores no depende ni del hambre que tenga el animal ni de si el gato está castrado o no.

El proceso de captura de la presa por parte de los felinos es el siguiente, desde el punto de vista cronológico:

El acecho. Tan pronto como el gato localiza a la posible víctima, comienza a aproximarse de manera lenta y cautelosa, ocultándose allí donde le sea posible. El gato se acerca a la presa arrastrándose con el vientre pegado al suelo.

Las pausas. Los pasos rápidos del felino con la tripa pegada al suelo se ven interrumpidos por pausas durante las cuales el animal observa intencionadamente a su presa. La secuencia de acercamientos rápidos y pausas se repite en varias ocasiones hasta que el felino llega a la guarida más cercano de la víctima.

La emboscada. Cuando el gato ya está lo bastante cerca y bien escondido de la presa, éste se prepara para la fase final de la ofensiva, que consiste en flexionar las batas traseras, seguir con los ojos los movimientos de la presa y contraer la punta de la cola.

El ataque. Es el momento en que el gato abandona el escondrijo y se lanza rápidamente hacia delante con el cuerpo presionado sobre el suelo. Cuando se encuentra a una distancia correcta, el felino levanta las patas delanteras, y se lanza sobre la presa.
En resumen, los felinos son depredadores y cazadores naturales e instintivos. Aunque hay que decir que como su principal motivación de la caza no es el hambre, ni el instinto de supervivencia, el gato doméstico no es un excelente exterminador  de las ratas.

- Dejanos tu comentario:

Nombre Mail
Localidad Provincia
Teléfono
Comentario
Por favor escriba el texto que aparece en la imagen. (Cargar otra imagen de ser necesario)

- Comentarios (1)

Patricia el día 15 de Septiembre a las 19:33 dijo:
La raza del gato o edad tienen que ver para que sean buenos cazadores? gracias
Respuesta: Si, absolutamente. Gracias por escribirnos. Saludos, Equipo de TSR